NACE PLATÓ PRINCIPAL

El primer proyecto de e-escena, una nueva fórmula tecnológica de consumo teatral, se estrena oficialmente el 27 de marzo desde España y para los espectadores de todo el mundo. Subvencionado por el Ministerio de Cultura y Deporte y con el apoyo del Ayuntamiento de Santander se trata de un sistema de retransmisión en directo vía streaming de un montaje teatral en el que el espectador conectado puede seleccionar vivir la obra desde el cuerpo de cualquiera de los personajes protagonistas e incluso “cambiar de cuerpo” durante la función saltando de uno a otro personaje o siguiendo la acción desde las seis distintas cámaras robotizadas instaladas en el espacio en el que transcurre el montaje.

Plató Principal, un proyecto del productor Edy Asenjo (premio MAX 2007) impulsado por el Ministerio de Cultura a través de la Dirección General de Industrias Culturales, presenta el sábado 27 la primera experiencia de e-escena, retransmisión vía streaming de un montaje teatral en directo en el que el espectador conectado puede seleccionar desde qué personajes quiere vivir la obra e incluso “cambiar de cuerpo” durante la función exactamente igual que en un videojuego, saltando de uno a otro personaje o siguiendo la acción desde las seis distintas cámaras robotizadas e integradas en la decoración del espacio en el que transcurre el montaje.

Un “vestuario tecnológico”, un total de 2 kilos de cables, micrófonos y cámaras ocultos bajo el vestuario de época de los actores, hace posible que el espectador viva la escena literalmente desde dentro. Seis cámaras idénticas a las que la NBA ubica en las canastas para potenciar la emoción de quienes siguen sus partidos por televisión completan una dotación que marca la diferencia: si seguir un evento en streaming supone ver lo que el realizador quiere mostrar, en Plató Principal el espectador tiene todo el poder para cambiar de personaje y moverse por el espacio teatral con la misma libertad que si estuviera dentro, sin ángulos muertos.

El actor, director y productor Edy Asenjo firma el proyecto con el que nace un nuevo género: la e-escena, resultado de un año de trabajo y una inversión de 35.000 euros que ha contado con el apoyo del Ministerio de Cultura a través de la Dirección General de Industrias Culturales al ser uno de los 80 proyectos de innovación seleccionados entre los cerca de 1.000 presentados a una convocatoria que busca incentivar la modernización de las industrias culturales.

El proyecto que llega el sábado 27 a su fase de exhibición, ha debido superar en un año grandes retos. La dotación técnica que integra la plataforma que permite la transmisión y el equipamiento que los actores llevan en su cuerpo no existía concebida como tal y está compuesta por material en su mayor parte sin venta directa en España, en algunos casos tampoco en Europa, que ha sido preciso adquirir en Estados Unidos y Alemania durante la pandemia. Su ensamblaje ha requerido un trabajo artesanal “casi de orfebre”.

El peso, autonomía y la ergonomía e integración de los equipos sin cables que cada actor lleva en su cuerpo han supuesto un desafío porque, aún dando un buen resultado visual, debían ser invisibles para el espectador. Las primeras pruebas se realizaron con cámaras de policía que sin embargo resultaron no ofrecer la calidad de imagen que el proyecto artístico requiere.

La e-escena entra así en una fase experimental finalizada la cual, Asenjo se plantea fórmulas para compartir el conocimiento generado durante la gestación del proyecto con otras empresas.

El Padre, una adaptación de la obra de August Strindberg es el montaje elegido para la función con la que se inaugura la fórmula e-escena el 27 de marzo. Se trata de un montaje del que la Compañía de Edy Asenjo ha realizado ya 50 funciones y elegida porque “está rodada y los actores se sienten seguros y han alcanzado ya un nivel interpretativo altísimo que nos va a permitir concentrarnos en superar los retos técnicos que supone hacer algo que nadie nunca ha hecho antes y hacerlo en directo”.

El resultado es que el espectador no está dentro de un escenario teatral, está dentro del salón de una vivienda, y lo que percibe desde su pantalla es una imagen genuinamente cinematográfica solo que transcurre en tiempo real.

El procedimiento para participar como público arranca en la web www.platóprincipal.com desde donde se gestiona desde la compra de entradas para la hasta ahora única fecha programada hasta la interacción del espectador en la función en directo.

Tobías Lobera, Arancha de Miguens, Paz González, Juan José Paredes y Luis Azcona dan vida a los protagonistas del drama de autor sueco, reconocido como creador del teatro de la crueldad, en el que un padre y madre rivalizan por hacer valer la parcela de poder que la sociedad de la época reserva a cada uno en la elección que deberá definir cuál será el futuro de su única hija: estudiar y ser una mujer autosuficiente o no hacerlo y ser una esposa.